Muslos de pollo asado a la cerveza

Manjar de manjares. Plato por excelencia, al que se le honrará con una foto más decente si cabe. La facilidad en hacer un pollo con cerveza guisado no tiene nombre, pero hacerlo con el toque del horno supera con creces mis expectativas culinarias. Os lo recomiendo a todos pues es como podéis comprobar con los ingredientes utilizados es sumamente sencillo de hacer. Solo tendréis que percataros de darle la vuelta al pollo y para eso están las alarmas. No tiene tanta grasa como pueda adquirir al hacerse guisado, y creedme estará jugosísimo.

Puede ser que parte del secreto de este plato radique en la utilización de una cerveza de mucha calidad una Kwak belga, para los fanáticos del elixir dorado deciros que es una Strong Ale de color Ambar, con regusto lupulado pero no fuerte y con una graduación alcohólica de 8,4% lo que le aporta un excelente sabor al pollo, para los no avezados en el mundo de la cerveza, es la del vaso raro que se coge con un cachibache de madera.

Se intuye pero os lo explicaremos el proceso de cocción. Cortamos en rodajas la patata y la disponemos en el fondo, salpimentamos los muslos de pollo y colocamos encima por el lado de la piel boca abajo. Añadimos manteca de cerdo (no demasiada, no lo queremos guisar) e introducimos así sin más durante 20 minutos a 180º. Le damos la vuelta al pollo y añadimos la cerveza y unas ramas de romero, lo dejaremos asar durante otros 20 o 30 minutos esta vez a 190-200º. Para luego ya servir y deleitarnos.

Pollo asado a la cerveza

Pollo asado a la cerveza

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 muslos de pollo grandes
  • 4 patatas grandes
  • 1 cerveza Kwak 330cl
  • 20 gr de manteca de cerdo (2 cucharadas soperas)
  • romero
  • sal y pimienta

Notas:

  • Se le puede incorporar 1 copita de cognac o brandy pero su sabor será más fuerte
  • Se puede considerar un plato estrella
  • Si queréis más jugo añadid caldo de pollo

Dificultad: media

Precio aproximado (4 persona): 8€ 

 

Anuncios

Lentejas con carne picada

No hay forma más rápida de comer caliente que con las lentejas. Y con esta sencillamente receta ganaremos tiempo al reloj comiendo diferente y bien. Muchos que conocíais esta receta, os habéis quedado impactados con las lentejas con carne picada, pues bien, si observáis este enlace, comprobareis que no hay nada de raro ni especial.

Ponemos las lentejas con un poco de aceite, ajos, romerosal y laurel en una olla con agua hasta cubrir. Esperamos a que hierva para añadirle las hojas de apio. Mientras tanto freimos en una sartén la carne picada de ternera con un poco de pimentón dulce y sal. A los 10 minutos sin parar de rehogar añadimos el vino rosado y esperamos a que se evapore. Añadimos el sofrito a las lentejas, bajaremos el fuego y lo dejaremos 20 minutos aproximadamente a fuego medio.

Antes de servir freímos unos pimientos de padrón con un poco de aceite a fuego medio fuerte, en unos 10 minutos los tendréis hechos dependiendo su tamaño. Espolvoreamos con un poco de sal y presentamos.

Lentejas con carne picada

Lentejas con carne picada

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lata de lentejas grande
  • 2 hojas de apio por la mitad
  • 3 dientes de ajo
  • 250 gr de carne picada de ternera
  • 1 vaso de vino rosado (200 ml)
  • 200 gr de pimientos de padrón
  • pimentón dulce
  • laurel
  • aceite, sal y romero

Notas:

  • Cuidado con el pimiento de padrón, ya conocéis el mito de que el pequeño pica, (ya no me acuerdo si es el grande)…sigo creyendo que es una leyenda urbana
  • El romero si puede ser fresco le dará más aroma
  • El apio le dará su aroma característico, lo podéis retirar a la hora de comer

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 5€

Arroz a la baturra

Siendo tan amantes de los arroces, ¿como no os íbamos a comentar uno propio de la casa? El arroz a la baturra. Muchos aunque seáis aragoneses nunca lo habréis oído; y es que yo mismo tarde en conocerlo, fueron unos vascos los que me me descubrieron la receta. Es bastante sencillo de explicar, pues el arroz baturro se caracteriza por el uso de productos Made in Aragón. 

Freímos cebolla, pimiento rojo y ajo en la paella, con unas gotas de aceite. Cuando este dorado le añadimos el vino blanco y le añadimos pimentón dulce. Cuando se haya evaporado el alcohol incorporamos la longaniza y el ternasco troceados. Rehogamos bien y añadimos los caracoles (si tenéis tiempo de limpiarlos y demás hacedlos vosotros, pero en esta ocasión eran pre-cocinados con aceite y sal). Luego añadimos las costillas adobadas y las alcachofas (previamente hervidas durante 20 minutos), revolvemos durante 10 minutos a fuego medio.

Tras esto, añadimos un par de vasos de agua o caldo de carne o pollo y dejamos cocer a fuego medio durante 20 minutos, corrigiendo de sal y añadiendo romero fresco. Cuando le queden 5 minutos añadimos unas hebras de azafrán. Cuando haya menguado el líquido, incorporamos el arroz, en este caso bomba, y le añadimos el caldo correspondiente en una proporción 3 a 1 teniendo en cuenta el líquido que dispone ya el sofrito, para no pasarnos. Dejamos durante 25/30 minutos a fuego medio y dejamos reposar con un paño y con el fuego apagado otros 5 minutos antes de servir este arroz a la baturra.

Arroz a la baturra

Arroz a la baturra

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 400 gr de arroz bomba
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 4 trozos de costilla adobada
  • 4 alcachofas
  • 1 litro de caldo preparado de pollo / 1 litro de agua y corrigiendo la sal
  • 1 vaso de vino blanco
  • 6 chuletas de ternasco de Aragón
  • 100 gr de longaniza
  • 200 gr de caracoles
  • pimentón dulce
  • azafrán
  • romero fresco
  • sal

Notas:

  • El arroz es el ingrediente principal así que aseguraos que es de calidad
  • Sobre todo que el ternasco sea de Aragón, sino no sale igual (barriendo pa’casa)
  • Los caracoles si son pre-cocinados que sean de calidad, no escatiméis en ellos, y si son frescos asegurados de saber limpiarlos y cocinarlos, pues sin o puede ser desagradable e incluso insalubre.

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 10€

Garbanzos con sofrito de ajos y chorizo

Como aprieta el Invierno este año ¿verdad? No os preocupéis, al llegar a casa podéis tener un plato de cuchara bien calentito y sabroso. Y como ya sabéis no es necesario tener unas nociones de profesional para estos platos, estamos para defendernos en la cocina dignamente y poder comer sano, variado y sobre todo fácil y barato. Las legumbres es ese ingrediente por excelencia en la cocina española ara el Invierno, seguro que para otros países también, pero nos jugamos el pescuezo a que en España es algo indispensable semanalmente en cualquier hogar.

Los garbanzos son una de esas legumbres estrella, y hoy todavía más pues son extremadamente fáciles de hacer, a pesar de que otros día ya eran fáciles las recetas que los incluían. Garbanzos con sofrito de ajos y chorizo, es de esas recetas propias de las abuelas. Se cuecen los garbanzos con agua hasta cubrirlos (de lata o previamente en remojo 24 horas, eso ya a gustos o a tiempo disponible, pues recordad que los últimos tardan más en hacerse) acompañados de laurel, zanahoria entera y caldo concentrado de carne durante al rededor de 20/30 minutos a fuego medio.

Mientras en una sartén pequeña y con 8 cucharadas de aceite freímos los ajos, el chorizo troceado y perejil picado. Tras 10 minutos a fuego medio se añade un poco de romero fresco para terminar. Volcamos el sofrito en la olla de los garbanzos y removemos a fuego medio durante dos minutos antes de servir.

Garbanzos con sofrito de ajos y chorizo

Garbanzos con sofrito de ajos y chorizo

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lata de garbanzos
  • 3 ajos en laminas finas
  • 1 zanahoria grande
  • 1 chorizo fresco picante
  • laurel
  • 1/2 litro de caldo o agua
  • sal y perejil

Notas:

  • El chorizo mejor fresco para la hora de freir, picante porque a nosotros nos gusta con un toque así, en este caso asturiano. Con un tamaño de palmo será suficiente, a no ser que querramos chorizo con garbanzos…;)
  • Podéis añadirle perejil para decorar
  • Como podéis observar no hemos mentido, deliciosos
  • También es recomendable rociar con un poco de alcohol el sofrito para aportarle más aroma, ya se vino blanco, brandy, cognac…

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 4€

Muslos de pavo con verduras asadas al romero

Por mucho que se diga del pavo, no es un alimento que se quede jasco (seco) a la hora de cocinarlo. Si lo hacemos bien, es un ave deliciosa y sabrosa a la par que jugosa. Lo podemos hacer guisado para que no le dediquemos tiempo en exceso, y si se dispone de olla express mejor que mejor. Pero en esta receta en la que hemos contado con dos maravillosas horas de tiempo, el pavo lo hemos asado. En el fondo esas dos horas se traducen a los minutos que empleas en darle la vuelta a los muslos, no más. No os asustéis, que ya sabéis los que nos conocéis que no solemos hacer unas elaboraciones de restaurantes de guía Michelín.

Ponemos los muslos del pavo salpimentados en un recipiente con cierta profundidad, y los asamos solos con un poco de aceite durante 20 minutos a 180º con el horno previamente recalentado. Una vez transcurrido ese tiempo añadimos zanahoria, chalota, nabo y patata, cortado en trozos grandes, salvo los tubérculos que irán en rodajas. Lavamos bien las verduras e incorporamos junto al pollo dejándolo otros 20 minutos a 180º. El siguiente paso es darle la vuelta al pavo y añadir el caldo de pollo, para dejarlo una vez más 20 minutos a 180º. Para rematar la receta y una vez transcurrido el tiempo programado, añadimos el Pedro Ximenez (o cualquier otro vino dulce que tengamos por casa) y el romero fresco, para dejarlo los últimos 30 minutos a 160º, para que reduzca tranquilamente.

Para terminar pondremos el grill 5 minutos a temperatura máxima para que se nos dore la piel del pavo sino ha sido así, sino servimos.

Muslos de pavo con verduras asadas al romero

Muslos de pavo con verduras asadas al romero

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 muslos de pavo
  • 3 chalotas
  • 2 zanahorias
  • 2 nabos medianos
  • 1 patata grande
  • 200 cl de caldo de pollo
  • 100 cl de Pedro Ximenez
  • romero fresco
  • sal y pimienta

Notas:

  • El vino dulce puede ser un Moscatel o un Oporto por ejemplo
  • Si no disponeís de tiempo se puede hacer guisado aunque no sera lo mismo, por supuesto.
  • La chalota es una variedad de cebolla, para el que no lo supiera.
  • Es una receta un poco más cara de lo normal, se puede cambiar de ave, aunque por 4€ de diferencia merece la pena. El dónde ahorrar es cosa vuestra.

Dificultad: básica, por tiempo…media

Precio aproximado (4 persona): 12€