Caracolas gigantes a los 5 quesos

Uno de estos platos que te piden para que aportes cena en abundancia para una reunión de amigos. Totalmente improvisada utilizando el poco tiempo que se tiene y los productos que tu frigorífico esta dispuesto a brindarte para que se puedan combinar con cierta lógica. Afortunadamente, aquel día disponía de una gran cantidad de quesos variados y me dió por hacer unas caracolas gigantes de pasta a los 5 quesos.

Ningún misterio como comprenderéis. Se cuecen las caracolas en abundante agua con sal unos 10 minutos. Mientras tanto se calienta la leche en una sartén plana y grande, y se van introduciendo los quesos de menos graso a más graso con una temperatura media y sin parar de remover para que se disuelvan cuanto antes y quede una pasta homogénea. Yo empecé por: gouda, cheddar, semicurado y cabrales. Transcurridos los 10 minutos ya se habrá hecho la salsa, a la cual le añadiremos: tomate seco rehidratado, nuez moscada y orégano.

Para terminar el plato, colocamos en una fuente las caracolas junto a la salsa y esparcimos en trozos la mozzarella y un chorro de aceite de oliva , dejamos con el grill máximo 5 minutos y servimos.

Caracolas de pasta a los 5 quesos

Caracolas de pasta a los 5 quesos

Ingredientes para 4 persona:

  • 300 gr de caracolas gigantes de pasta
  • 50 gr de queso gouda
  • 50 gr de queso cheddar
  • 30 gr de queso semicurado
  • 20 gr de cabrales
  • 1 bola de mozzarella fresca
  • 1 cucharada de tomate seco rehidratado
  • nuez moscada
  • orégano
  • aceite

Notas:

  • Si no os gustan los quesos fuertes omitid el cabrales pues le imprime su sello al plato
  • el tomate seco rehidratado lo podeis sustiruir sin problemas por tomate triturado pero duplicad o triplicad la cantidad
  • Se le puede añadir algún tipo de verdura como cebolla, cebolleta o puerro para contrarrestar el sabor del queso
  • EL horno le dará un toque especial al plato

Dificultad: básica, básica

Precio aproximado (4 persona): 7€ 

Anuncios

Bacalao a las natas (Bacalhau ás natas)

Después de una visita a nuestro país vecino y de sucumbir por fin a sus encantos culinarios, repletos de cilantro, nos hemos atrevido a hacer uno de sus platos más típicos, sencillos y a su vez exquisitos: el clásico bacalao a las natas (bacalhau ás natas). Una receta que nos recuerda a la típica masa de croquetas de bacalao con gambas española, pero que tiene sus peculiaridades.

Antes de comenzar la receta queríamos dar un consejo de la cocina portuguesa. Es abundante y repleta de variedades según las zonas del país, pero con nexos muy comunes. Uno de ellos es el ya consabido bacalao, que se come de mil formas: asado, a las natas, encebollado, con puré de patatas...Pero sobre todo dejaros seducir por el encanto de la sorpresa y pedir platos típicos como el cerdo a la alentejana, y sobre todo degustar el sin fin de variedades de pescados de roca y mariscos típicos de cada región.

Ya os iremos hablando de nuestro gran pequeño desconocido en otros posts, pues hay mucho que decir de su gastronomía. Mientras tanto deleitaros con esta fácil receta:

Lo primero es cortar la cebolla finamente y ponerla a pochar en 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego medio durante 15 minutos, simplemente hasta que se quede cocinada y transparente; mientras tanto cogemos las patatas y la cuarteamos en trocitos de 2×2 centímetros (me refiero a esto, en hacerlo los más pequeños posibles) y añadidlas junto con la cebolla cuando los tengáis cortadas y salpimentadas. Mientras se van cocinando la cebolla y la patata, vamos desmigando el bacalao previamente desalado, el cual podemos adquirir en cualquier supermercado de esta forma.

Cuando veamos que la patata ya empieza ponerse blanda añadimos el bacalao desmigado con un poco de perejil picado y nuez moscada. Removemos bien a fuego medio y si es necesario añadimos un poco más de aceite; pro supuesto comprobamos la sal. Pasados 3 minutos aproximadamente añadimos un vaso de leche y dejamos cocer a la misma temperatura durante 10 minutos, si deseais echarle nata (es parte de la receta original) hacedlo entonces, si por el contrario queréis cuidar la linea omitid la nata. 

Una vez transcurrido este tiempo, batiremos la mezcla (sin pasarnos y dejarlo licuado), simplemente para homogeneizar la patata y el resto de ingredientes y desmigar aun más el bacalao. Si veis que os queda muy líquida añadid un poco de pan rallado y mezclar enérgicamente hasta conseguir la textura que deseáis.

Una vez conseguida la pasta, colocamos en un recipiente de barro y espolvoreamos un poco de queso en polvo y otro poco de pan rallado para dorarlo con el grill del horno a mitad de temperatura hasta que se dore la parte superior y conseguir una fina corteza. Añadimos unas olivas negras para decorar el plato y un poco de cilantro si disponéis.

Bacalao a las natas

Bacalao a las natas

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr de bacalao desalado y desmigado
  • 1 cebolla
  • 2 patatas
  • 30 cl de leche
  • 10 cl de nata
  • pan rallado
  • nuez moscada
  • aceitunas negras
  • cilantro
  • perejil
  • queso rallado
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Una auténtica especialidad portuguesa, fácil y económica
  • Cuidado con el cilantro y la nuez moscada pues aportan un sabor particular, omitidlo la gente que no os gusta en demasía las especias
  • La cantidad de queso rallado es para dorar no queremos que se coma el sabor del plato
  • La calidad del aceite en este plato es fundamental

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 5

Patatas a la importancia con almejas

Si lo que estáis buscando es quedar bien con unos invitados o comer con una sensación a tradición sin tener que rascaros el bolsillo, creedme cuando os diga que las patatas a la importancia es la receta indicada. Es una receta tipicamente de nuestras abuelas, en la que cada cual tiene su truco especial o su ingrediente secreto; aquí os contaremos la receta más simple y sabrosa de la que tenemos sapiencia.

No os confundáis con las patatas a lo pobre, que no sería la primera vez que pasa, estas patatas se guisan con mucho mimo y paciencia y se les puede añadir desde algún tipo de pescado consistente, jamón, baicon, guisantes…hasta otros ingredientes o ninguno…nosotros elegimos la almeja.

Lo primero que hay que hacer es cortar las patatas en láminas del grosor de media yema de dedo, para luego pasarlas por harina y huevo. A una temperatura media tirando a suave las freímos en unas 8 cucharadas de aceite. Sobre todo que no se peguen las patatas y que no se quede muy oscuro ese aceite, pues una vez marcadas, es decir dorado su rebozado, se retirarán en papel de cocina y se reservarán y es en ese mismo aceite doraremos los ajos laminados y añadiremos el puerro picado a fuego medio. Pasados 2 o 3 minutos añadiremos las almejas vivas y rociaremos con el jugo de medio limón además de espolvorear con un poco de pimienta negra, perejil picado y sal.

Al abrirse las almejas, añadiremos poco a poco la leche para que vaya espesándose y cocinándose lentamente, no queremos sustos digestivos. Una vez gane consistencia añadiremos las patatas y las repartiremos de tal forma que al cubrir de agua estén todas cubiertas de líquido. Corregimos de sal y dejamos cocinándose a un fuego algo más elevado durante 20 o 30 minutos teniendo en cuenta la cocción de la patata y de que tengan salsa suficiente para su cocción y posterior acompañamiento.

Patatas a la importancia con almejas

Patatas a la importancia con almejas

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 patatas grandes
  • 300 gr de almejas vivas
  • 1 puerro
  • 125 ml de leche
  • 4 ajos
  • 2 huevos
  • 50 gr de harina
  • 1/2 limón
  • pimienta negra
  • perejil
  • aceite
  • sal

Notas:

  • Cuidado con la leche en este plato, debemos de cocinarla bien y no añadirle alcohol bajo ningún concepto
  • Se puede añadir almendra tostada u otro fruto seco como piñones o nueces
  • Es un plato delicioso que como bien se ha adelantado tiene muchas variantes, según zonas y costumbres, pero podeis jugar con la imaginación

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 5

Patatas rellenas de carne y queso roquefort

Como siempre hemos comentado en el blog de Cocina Fácil y Barato, la patata es el ingrediente por antonomasia que defiende esos conceptos. De entre el sinfín de posibilidades que ofrece se pueden imaginar los suculentos rellenos de patata. Esta opción no tiene límites y se convierte en una mezcla exquisita entre guarnición y plato principal.

En esta ocasión las patatas irán rellenas de carne picada de ternera y queso roquefort, una receta muy fácil que consta de los siguientes pasos: Meter las patatas al microondas 10 minutos a temperatura de unos 700W con un poco de sal y aceite. Mientras se van haciendo freímos la carne picada con sal y pimienta, cuando ya comprobéis que la carne ya tiene un color más ennegrecido le añadiremos la leche y un poco de nuez moscada. Dejamos que se cocine durante 1 minuto a fuego medio y añadiremos el roquefort que iremos desmenuzando con el calor y revolviendo constantemente. Reservamos unos minutos la carne para retirar de las patatas su interior con una cuchara, dejando una capa de medio dedo. Con esa patata que hemos retirado la añadiremos a la carne y removeremos enérgicamente hasta conseguir una pasta homogénea.

Luego rellenaremos las cáscaras de patata con esta pasta y acompañaremos al gusto con mayonesa y queso parmesano espolvoreado por encima.

Patatas rellenas de carne y queso roquefort

Patatas rellenas de carne y queso roquefort

 Ingredientes para 4 personas:

  • 4 patatas grandes
  • 100 gr de roquefort
  • 250 ml de leche
  • queso parmesano
  • nuez moscada
  • pimienta negra
  • aceite
  • sal

Notas:

  • Para que nose quede demasiado líquido el relleno, podeis retirar leche o dejarlo cocinar unos minutos a fuego suave, como si se hiciera un puré de patata
  • Es recomendable rajar las patatas con un cuchillo para que no exploten en el microondas
  • No es para nada fuerte el sabor que deja el roquefort, podéis usar otro queso azul a voluntad
  • Se decora con perejil o cilantro

Dificultad: básica, básica

Precio aproximado (4 persona): 4

Pastel de carne

Este plato es muy mítico en las cocinas estadounidenses traído de la gastronomía germana. Su fundamento básico como muchos de los platos hoy considerados tradicionales, como son los arroces, la croqueta o las migas; es sin ir más lejos el re-aprovechamiento de los alimentos, algo que defenderemos a capa y espada en Cocina fácil y barato.

Su elaboración como os podéis imaginar es sencillisima. Lo primero es disponer de un recipiente para horno y pre-calentar el horno a 180º mientras realicemos los pasos que os indicamos a continuación. Se prepara un puré de patatas con leche, mantequilla y sal. Cociendo los pedazos de patata en una olla con estos ingredientes durante al menos 15 minutos a fuego vivo. Mientras se esté cociendo la patata, se va friendo la carne picada con un poco de ajo molido, pimienta negra y sal. 

Antes de retirar el puré y pasarlo por la batidora, cubrimos el fondo de la fuente con una capa de tomate triturado, para aportarle suavidad y color al plato. Despúes cubrimos ya con el puré de patatas y por encima con la carne picada. Luego añadimos el queso tierno en tiras, la cebolla en juliana y un poco de nata. Introducimos al horno durante 15 minutos a 180º. Lo retiramos y añadimos los huevos batidos por encima del pastel para que quede dorado y jugoso y añadiremos queso parmesano rallado por encima; luego introducimos en el horno otros 10 minutos esta vez al grill medio, para acto seguido servir acompañado de un poco de lechuga con aceite y vinagre balsámico.

Pastel de carne

Pastel de carne

Ingredientes para 4 personas:

  • 500 gr de carne picada de ternera
  • 250 ml de leche
  • 3 patatas grandes
  • 1 cebolla
  • 250 gr de tomate triturado
  • 150 gr de queso tierno
  • 50 gr de queso parmesano
  • 30 ml de nata liquida para cocinar
  • 300 gr de lechuga
  • 2 huevos
  • 30 gr de mantequilla
  • estragón
  • ajo molido
  • aceite de oliva
  • vinagre balsámico
  • sal y pimienta negra

Notas:

  • Es un plato muy consistente, por su carga calórica y su valor enérgetico, merece una siesta.
  • Seguramente encontréis recetas parecidas, y oras que no se parezcan en nada; recordad: imaginación al poder, este plato no es de manual.

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 7