Manitas de cerdo

Una receta que hay que tener muy en cuenta para los meses de invierno. Es muy sencilla, pero es muy lenta, ya que nos tenemos que asegurar muy bien que las manitas están bien cocinadas. Es obvio suponer que es de las partes del cerdo que más suciedad y gérmenes tiene, así que lo primero es dejar que se cocine en agua durante al menos 1 hora y media, nosotros lo hemos dejado 2 horas por si acaso.  Dejamos las manitas a fuego fuerte con un buen puñado de sal, laurel y pimienta negra.

Transcurrida la primera hora de cocción añadimos el vaso de brandy. Siempre con la olla destapada y asegurándonos que las manitas están cubiertas por agua constantemente. Aconsejamos retirar con una espumadera los restos de la cocción que se quedan en la superficie. Mientras tanto hacemos un majado de ajo, pan duro, perejil y almendra tostada, al cual añadiremos un poco de aceite para que ligue. Una vez bien molido todo, reservamos.

Además del majado de almendras, preparamos la cebolla a fuego medio en 4 cucharadas de aceite, y cuando se nos quede transparente añadimos una cucharada de pimentón dulce y unas láminas de chorizo picante. Retiramos pasado un minuto sin parar de remover. A la hora y media añadimos el majado y la cebolla a las manitas, a las cuales dejaremos cocinarse otra media hora a fuego fuerte sin rellenar ya el agua, ahora pretendemos espesar el caldo y convertirlo en salsa por reducción. Si observáis que necesita menguar más el caldo lo dejáis guisarse el tiempo que consideréis necesario.

Manitas de cerdo

Manitas de cerdo

Ingredientes para 4 personas:

  • 4/6 manitas de cerdo grandes
  • 5 ajos
  • 1 cebolla
  • 150 gr de almendras
  • 3 hojas de laurel
  • 2 litro de agua aprox.
  • 1 vasito de brandy o cognac
  • 1 cucharada sopera de pimentón dulce
  • 50 gr de láminas de chorizo picante
  • 2 hojas de laurel
  • perejil
  • pimienta negra
  • pan
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • El pan es para ayudar a que la salsa espese a la hora de añadir el majado
  • Es un plato muy contundente, se puede considerar único
  • Recomendable acompañar con alguna ensalada
  • Es muy importante la limpieza de las manitas, pese a que vienen limpias, la cocción es muy importante

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 9

Anuncios

Alubias con rape

Una receta para templar el estómago. En principio se hace con garbanzos, pero dado que no había en la despensa nos ha dado por improvisar y ha quedado una receta digna de introducirse en un recetario doméstico fácil y económico. Las alubias con rape no tienen ningún misterio. El rape puede ser fresco o congelado, es indiferente, siempre apostamos por la frescura del pescado, pero el rape tiene mucho sabor.

Lo primero que vamos a hacer es un sofrito en la olla de ajo, cebolla y pimiento verde, cuando pasados 10 minutos a fuego medio se hayan cocinado los ingredientes, añadimos una cucharadita de pimentón dulce, el laurel y la copita de brandy. Subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol, para acto seguido añadir las alubias que rehogaremos durante un par de minutos más.

A continuación volvemos a dejar el fuego a un nivel medio y añadimos las colas de rape y cubrimos de agua. Corregimos de sal y dejamos cocer unos 20 minutos.

Alubias con rape

Alubias con rape

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lata de alubias blancas
  • 4 colas de rape (600gr)
  • 2 ajos
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1/2 litro de caldo o agua
  • 1 vasito de brandy o cognac
  • pimenton dulce
  • 2 hojas de laurel
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Si deseáis que tenga una consistencia mayor el caldo (más espeso) se puede añadir una cucharadita de harina cuando incorporemos el pimentón
  • Es un plato suave, pero consistente, no os engañéis

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 6

Lentejas con carne picada

No hay forma más rápida de comer caliente que con las lentejas. Y con esta sencillamente receta ganaremos tiempo al reloj comiendo diferente y bien. Muchos que conocíais esta receta, os habéis quedado impactados con las lentejas con carne picada, pues bien, si observáis este enlace, comprobareis que no hay nada de raro ni especial.

Ponemos las lentejas con un poco de aceite, ajos, romerosal y laurel en una olla con agua hasta cubrir. Esperamos a que hierva para añadirle las hojas de apio. Mientras tanto freimos en una sartén la carne picada de ternera con un poco de pimentón dulce y sal. A los 10 minutos sin parar de rehogar añadimos el vino rosado y esperamos a que se evapore. Añadimos el sofrito a las lentejas, bajaremos el fuego y lo dejaremos 20 minutos aproximadamente a fuego medio.

Antes de servir freímos unos pimientos de padrón con un poco de aceite a fuego medio fuerte, en unos 10 minutos los tendréis hechos dependiendo su tamaño. Espolvoreamos con un poco de sal y presentamos.

Lentejas con carne picada

Lentejas con carne picada

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lata de lentejas grande
  • 2 hojas de apio por la mitad
  • 3 dientes de ajo
  • 250 gr de carne picada de ternera
  • 1 vaso de vino rosado (200 ml)
  • 200 gr de pimientos de padrón
  • pimentón dulce
  • laurel
  • aceite, sal y romero

Notas:

  • Cuidado con el pimiento de padrón, ya conocéis el mito de que el pequeño pica, (ya no me acuerdo si es el grande)…sigo creyendo que es una leyenda urbana
  • El romero si puede ser fresco le dará más aroma
  • El apio le dará su aroma característico, lo podéis retirar a la hora de comer

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 5€

Porrusalda con huevo

Después de un día de ejercicio con la bicicleta el cuerpo te pide comer bien, y si se pude comer tranquilamente, es decir, con cuchara, la cosa tiene su aquel. Las frutas y verduras por su aporte energético y vitamínico son un complemento ideal para la dieta de un deportista, pero para la de alguien que es amateur aún hace más en nuestro organismo.

La porrusalda, ese amago entre sopa y puré de verduras que no queda nunca claro a que se acerca. Pues desde nuestra cocina fácil y barata le queremos dar a este plato, tan agradecido para los días de fatiga y frío, un toque de carácter singular: el huevo batido.

Es una auténtica delicia de plato, y aunque los cánones mandan usar: puerro, patata y zanahoria…Nosotros vamos más allá. Además de estos tres ingredientes básicos para cualquier puré (recomendación), vamos a añadirle más verduras al plato para enriquecerlo claro está. Algo que también es imprescindible en a purrusalda es el hueso de jamón. Así pues cortaremos la zanahoria en tacos del tamaño de medio pulgar, y las patatas también pero desgajadas. Además añadimos el puerro troceado. Todo ello con el hueso de jamón en una olla grande hirviendo con sal y unas gotas de aceite de oliva. Acto seguido añadimos judías verdes troceadas con un tamaño como el anterior del resto de ingredientes, la col de hoja, los ajos enteros y las hojas de laurel. Dejamos hervir todo entre 30/45 minutos dependiendo de la judía verde si está cocida o es fresca.

Al final del proceso retiramos el hueso de jamón y batimos los huevos y con el fuego apagado los vamos incorporando poco a poco en el cocido para que no se cuaje de golpe, sino que se queden como hilos o fideos de huevo. Podemos remover con una rasera de agujeros suavemente. Cuando veamos que este listo el huevo, retiramos y servimos inmediatamente.

Purrusalda con huevo

Purrusalda con huevo

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 zanahoria
  • 2 patatas grandes
  • 1 puerro
  • 250 gr de judías verdes
  • 200 gr de col de hoja
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hueso de jamón
  • 2 huevos
  • 1,5 litro de agua
  • laurel
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Es un plato con muchas variantes por el juego que dan algunas verduras como los berros, el nabo, col, judías…
  • La base es la zanahoria, puerro y patata, todo lo demás sirve y contrasta de maravilla
  • Yo he usado col y judías verdes porque me sobraban del frigorífico, haced criba, es vuestra oportunidad perfecta con este plato.

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 7€

Calamares en salsa americana

Hacía tiempo que no tocábamos el calamar. Así que venimos con un clásico: calamares en salsa americana. Tiene variantes esta receta, pero es bastante común el proceso que os vamos a describir a continuación. Tomad nota, porque ni se parecen a los que compramos de lata, que a saber lo que les echan para que nos engorde tanto.

Limpiamos los calamares, que en este caso son enteros, los podéis comprar en anillas o troceados para ahorrar tiempo también. En una cazuela poco profunda se fríen la cebolla y el ajo, en unas 12 cucharadas de aceite. Cuando estén dorados se le añade una cucharadita de harina y cuando este mezclado se añade vino blanco y brandy. Se deja que se evapore el alcohol y se añade el tomate triturado. Se deja cocer 10 minutos a fuego suave, y se incorpora el caldo de pescado. Corregimos de sal

Pasados otros 10 minutos a fuego medio se incorpora el calamar y se sube el fuego un poco, dejándolo tapado durante 20 minutos. Se destapa y se incorpora la cayena y un poco de pimienta negra, para dejarlo otros 20 minutos a fuego medio. Mientras tanto en otro cazo, como guarnición, se cuece arroz con limón, sal y laurel. En 15 minutos debería estar hecho, dependiendo de la cantidad, recordad que hay que cocerlo no conseguir que se quede sin agua. Se escurre el agua sobrante y se reserva escurriéndose lo más posible. Se sirve en un plato hondo al gusto.

IMG-20140210-WA0013

Ingredientes para 4 personas:

  • 1200 gr de calamares o 2 calamares medianos enteros
  • 250 ml de tomate triturado
  • 1/2 litro de caldo de pescado
  • 3 ajos
  • 2 cebollas o una grande (500 gr)
  • 200 ml de vino blanco
  • 100 ml de brandy
  • 200 gr de arroz semilargo
  • pimienta negra
  • cayena
  • 1 cucharada de café, de harina
  • laurel
  • 1/2 limón
  • aceite
  • sal

Notas:

  • El calamar necesita cocinarse para potenciar el sabor del plato, no es como hacerlo en paella, que basta con un poco de cocción.
  • Dependiendo de la calidad del calamar o si es pota o sepia, deberíamos controlar más el tiempo de cocción, pues es más duro.
  • El arroz va como guarnición, pero en esta receta, vendrá muy bien porque la salsa es abundante, así nos olvidamos de comer pan en exceso.
  • El picante va del gusto de cada uno, pero podéis obviarlo en la receta.

Dificultad: media

Precio aproximado (4 persona): 9€