Patatas a la importancia con almejas

Si lo que estáis buscando es quedar bien con unos invitados o comer con una sensación a tradición sin tener que rascaros el bolsillo, creedme cuando os diga que las patatas a la importancia es la receta indicada. Es una receta tipicamente de nuestras abuelas, en la que cada cual tiene su truco especial o su ingrediente secreto; aquí os contaremos la receta más simple y sabrosa de la que tenemos sapiencia.

No os confundáis con las patatas a lo pobre, que no sería la primera vez que pasa, estas patatas se guisan con mucho mimo y paciencia y se les puede añadir desde algún tipo de pescado consistente, jamón, baicon, guisantes…hasta otros ingredientes o ninguno…nosotros elegimos la almeja.

Lo primero que hay que hacer es cortar las patatas en láminas del grosor de media yema de dedo, para luego pasarlas por harina y huevo. A una temperatura media tirando a suave las freímos en unas 8 cucharadas de aceite. Sobre todo que no se peguen las patatas y que no se quede muy oscuro ese aceite, pues una vez marcadas, es decir dorado su rebozado, se retirarán en papel de cocina y se reservarán y es en ese mismo aceite doraremos los ajos laminados y añadiremos el puerro picado a fuego medio. Pasados 2 o 3 minutos añadiremos las almejas vivas y rociaremos con el jugo de medio limón además de espolvorear con un poco de pimienta negra, perejil picado y sal.

Al abrirse las almejas, añadiremos poco a poco la leche para que vaya espesándose y cocinándose lentamente, no queremos sustos digestivos. Una vez gane consistencia añadiremos las patatas y las repartiremos de tal forma que al cubrir de agua estén todas cubiertas de líquido. Corregimos de sal y dejamos cocinándose a un fuego algo más elevado durante 20 o 30 minutos teniendo en cuenta la cocción de la patata y de que tengan salsa suficiente para su cocción y posterior acompañamiento.

Patatas a la importancia con almejas

Patatas a la importancia con almejas

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 patatas grandes
  • 300 gr de almejas vivas
  • 1 puerro
  • 125 ml de leche
  • 4 ajos
  • 2 huevos
  • 50 gr de harina
  • 1/2 limón
  • pimienta negra
  • perejil
  • aceite
  • sal

Notas:

  • Cuidado con la leche en este plato, debemos de cocinarla bien y no añadirle alcohol bajo ningún concepto
  • Se puede añadir almendra tostada u otro fruto seco como piñones o nueces
  • Es un plato delicioso que como bien se ha adelantado tiene muchas variantes, según zonas y costumbres, pero podeis jugar con la imaginación

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 5

Anuncios

Palometa con tomate en cama de patatas

La palometa es para algunos un pescado seco y aburrido pero para otros es considerado el besugo negro. Este pescado resulta económico y sabroso para condimentar con salsas, como la que ya hiciéramos otro día con salsa verde. Esta vez con tomate y una cama de patatas con un resultado más que satisfactorio.

Se frie la palometa en piezas con harina. Una vez marcados todos los trozos de pescado, se fríe en el mismo aceite la cebolla cortada fina, y una vez dorada esta se incorpora el tomate frito. Se rehoga durante unos minutos a fuego suave y se añade una pizca de estragón y el vino blanco. Mientras tanto se fríen en rodajas finas las patatas, procurad aprovechad el aceite de estas, ya sea anterior o sirva para otros platos posteriores, pues tiene que ser abundante. Incorporad los pedazos de palometa a la salsa de tomate. Una vez pasados 15 minutos de freir las patatas y de cocerse la salsa se junta todo y se corrige con agua y sal en función de la necesidad tanto del pescado como de la patata.

Palometa en salsa de tomate y cama de patatas

Palometa en salsa de tomate y cama de patatas

Ingredientes para 4 personas:

  • 600 gr de palometa
  • 3 patatas
  • 30 cl de vino blanco
  • 200 gr de tomate frito
  • 1 cebolla
  • estragón y sal
  • 50 gr harina
  • agua o caldo de pescado

Notas:

  • La japuta o palometa no suele llevar demasiadas raspas pero en esta ocasión nos ha tocado, así que tened cuidado y procurad que os la limpien.
  • Es un plato muy suave pero consistente, en especial por la cantidad de aceite que hemos empleado para freir las patatas

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 6

Merluza en salsa verde con almejas

Un plato de la cocina vasca por excelencia. Seguro que lo habeís probado o hecho en más de una ocasión, pero comprenderéis que al ser una receta tan fácil y barata, tiene que estar dentro de este blog de recetas anticrisis. A los que ya sois seguidores del blog seguro que os viene a la mente un plato de pescado parecido: palometa en salsa verde. Pues no os mentiré, es prácticamente idéntico, con la variante además claro está del pescado (merluza en este caso) en el vino empleado, que hoy por variar ha sido un chacolí.

Sofreímos por todas sus caras la merluza enharinada y salada, en medallones preferiblemente. En otra sartén añadimos los ajos fileteado en 4 cucharadas de aceite bien caliente; al dorarse los retiramos en la sartén de freir la merluza y vertemos, en la sartén de freir los ajos, el vino blanco (txacolí) con las almejas y zumo de medio limón, dejamos tapadas durante 3-5 minutos a fuego medio y apartamos, corregimos de sal e incorporamos todo junto con agua o caldo de pescado (en este caso concentrado) y perejil en la sartén donde están el resto de ingredientes incluidos la merluza y los guisantes, para dejar 20 minutos a fuego lento.

Merluza en salsa verde con almejas

Merluza en salsa verde con almejas

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de merluza en medallones
  • 300 gr de almejas vivas
  • 4 dientes de ajo
  • 30 cl de vino txacolí
  • 150 gr de guisantes
  • agua o caldo de pescado
  • harina para rebozar la merluza
  • perejil
  • sal y limón

Notas:

  • El limón hará que las almejas se abran antes y así mantener su frescura
  • La merluza es un pescado jasquete, pero acompañada de una buena salsa tiene mucho cuerpo
  • Si no tenéis txacolí vale otro vino blanco

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 8€

Acelgas horneadas con pulpo y rulo de cabra

Hoy predomina la creatividad en la elaboración. Como ya está muy trillado el hacer acelgas a la vieja usanza, nos hemos aventurado en hacer una receta un tanto singular. No es que sea novedosa, es que es un híbrido de las acelgas con queso y las acelgas con pulpo, y la verdad el experimento a resultado ser un plato espectacular. Siempre hemos dicho que aprovechéis los ingredientes que tengáis por casa para elaborar recetas especiales a la par que baratas. En esta ocasión y coincidiendo con hacer la compra, nos hemos fijado en que hay que estar al tanto de las ofertas que nuestros establecimientos de confianza pueden ofrecer, y darle al coco mientras estáis haciendo los deberes.

Aprovechando la cantidad industrial de acelga que teníamos en el frigorífico, se creyó oportuno no repetir la receta del día anterior. Y salió esto:

Hervimos las pencas de acelga (con tallo y todo, no se porque lo quita la gente) con las patatas en agua con sal durante aproximadamente 30/40 minutos. Mientras tanto freímos cebolla. Cuando esta esté dorada añadimos una cucharilla de harina y luego le incorporamos la nata o leche. corregimos de sal y añadimos nuez moscada y pimienta negra. Es decir lo que viene siendo una típica bechamel.

Escurrimos la verdura dejando un poco de su propio caldo, y rehogamos durante 5 minutos a fuego suave para que se impregne la bechamel, extendemos en una fuente para horno o en cazuela de barro y rallamos el queso, en esta ocasión gouda, que lo teníamos por ahí (podéis añadir cualquiera que tengáis a mano). Incorporamos laminas de rulo de cabra (en este caso al pimentón) y añadimos el pulpo ya cocido (estaba de oferta, a esto me refería con aprovechar bien la compra). Introducimos en el horno, previamente recalentado, durante 15 minutos a 180º añadiendo un poco de aceite de oliva por encima.

Acelgas horneadas con pulpo y rulo de cabra

Acelgas horneadas con pulpo y rulo de cabra

Ingredientes para 4 persona:

  • 800 gr de acelga
  • 4 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 200 gr de pulpo cocido laminado
  • 100gr de queso gouda rallado
  • 50 gr de rulo de cabra con pimentón
  • 250 ml de leche o 200 ml de nata
  • 1 cucharadita de harina
  • nuez moscada
  • pimienta negra
  • aceite de oliva virgen
  • sal

Notas:

  • Dependiendo de como queréis que os quede la bechamel de espesa, más o menos harina. (No tengáis miedo, lo importante es freir bien la harina y remover pausadamente a fuego medio)
  • Como hemos dicho vale cualquier queso, pero que sea tierno o semicurado, porque la potencia ya la aporta el rulo de cabra
  • Sino habeis conseguido rulo de cabra con pimentón (que también estaba de oferta) basta con espolvorear una cucharadita por encima de esta especia)
  • No os paseis con el rulo de cabra, sabeis que tiene un sabor característico
  • Se puede utilizar nata o leche o ambas
  • Corregid con un toque de aceite crudo al final, y os quedará brillante y más sabroso

Dificultad: media

Precio aproximado (4 persona): 8€ 

Calamares en salsa americana

Hacía tiempo que no tocábamos el calamar. Así que venimos con un clásico: calamares en salsa americana. Tiene variantes esta receta, pero es bastante común el proceso que os vamos a describir a continuación. Tomad nota, porque ni se parecen a los que compramos de lata, que a saber lo que les echan para que nos engorde tanto.

Limpiamos los calamares, que en este caso son enteros, los podéis comprar en anillas o troceados para ahorrar tiempo también. En una cazuela poco profunda se fríen la cebolla y el ajo, en unas 12 cucharadas de aceite. Cuando estén dorados se le añade una cucharadita de harina y cuando este mezclado se añade vino blanco y brandy. Se deja que se evapore el alcohol y se añade el tomate triturado. Se deja cocer 10 minutos a fuego suave, y se incorpora el caldo de pescado. Corregimos de sal

Pasados otros 10 minutos a fuego medio se incorpora el calamar y se sube el fuego un poco, dejándolo tapado durante 20 minutos. Se destapa y se incorpora la cayena y un poco de pimienta negra, para dejarlo otros 20 minutos a fuego medio. Mientras tanto en otro cazo, como guarnición, se cuece arroz con limón, sal y laurel. En 15 minutos debería estar hecho, dependiendo de la cantidad, recordad que hay que cocerlo no conseguir que se quede sin agua. Se escurre el agua sobrante y se reserva escurriéndose lo más posible. Se sirve en un plato hondo al gusto.

IMG-20140210-WA0013

Ingredientes para 4 personas:

  • 1200 gr de calamares o 2 calamares medianos enteros
  • 250 ml de tomate triturado
  • 1/2 litro de caldo de pescado
  • 3 ajos
  • 2 cebollas o una grande (500 gr)
  • 200 ml de vino blanco
  • 100 ml de brandy
  • 200 gr de arroz semilargo
  • pimienta negra
  • cayena
  • 1 cucharada de café, de harina
  • laurel
  • 1/2 limón
  • aceite
  • sal

Notas:

  • El calamar necesita cocinarse para potenciar el sabor del plato, no es como hacerlo en paella, que basta con un poco de cocción.
  • Dependiendo de la calidad del calamar o si es pota o sepia, deberíamos controlar más el tiempo de cocción, pues es más duro.
  • El arroz va como guarnición, pero en esta receta, vendrá muy bien porque la salsa es abundante, así nos olvidamos de comer pan en exceso.
  • El picante va del gusto de cada uno, pero podéis obviarlo en la receta.

Dificultad: media

Precio aproximado (4 persona): 9€