Manitas de cerdo

Una receta que hay que tener muy en cuenta para los meses de invierno. Es muy sencilla, pero es muy lenta, ya que nos tenemos que asegurar muy bien que las manitas están bien cocinadas. Es obvio suponer que es de las partes del cerdo que más suciedad y gérmenes tiene, así que lo primero es dejar que se cocine en agua durante al menos 1 hora y media, nosotros lo hemos dejado 2 horas por si acaso.  Dejamos las manitas a fuego fuerte con un buen puñado de sal, laurel y pimienta negra.

Transcurrida la primera hora de cocción añadimos el vaso de brandy. Siempre con la olla destapada y asegurándonos que las manitas están cubiertas por agua constantemente. Aconsejamos retirar con una espumadera los restos de la cocción que se quedan en la superficie. Mientras tanto hacemos un majado de ajo, pan duro, perejil y almendra tostada, al cual añadiremos un poco de aceite para que ligue. Una vez bien molido todo, reservamos.

Además del majado de almendras, preparamos la cebolla a fuego medio en 4 cucharadas de aceite, y cuando se nos quede transparente añadimos una cucharada de pimentón dulce y unas láminas de chorizo picante. Retiramos pasado un minuto sin parar de remover. A la hora y media añadimos el majado y la cebolla a las manitas, a las cuales dejaremos cocinarse otra media hora a fuego fuerte sin rellenar ya el agua, ahora pretendemos espesar el caldo y convertirlo en salsa por reducción. Si observáis que necesita menguar más el caldo lo dejáis guisarse el tiempo que consideréis necesario.

Manitas de cerdo

Manitas de cerdo

Ingredientes para 4 personas:

  • 4/6 manitas de cerdo grandes
  • 5 ajos
  • 1 cebolla
  • 150 gr de almendras
  • 3 hojas de laurel
  • 2 litro de agua aprox.
  • 1 vasito de brandy o cognac
  • 1 cucharada sopera de pimentón dulce
  • 50 gr de láminas de chorizo picante
  • 2 hojas de laurel
  • perejil
  • pimienta negra
  • pan
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • El pan es para ayudar a que la salsa espese a la hora de añadir el majado
  • Es un plato muy contundente, se puede considerar único
  • Recomendable acompañar con alguna ensalada
  • Es muy importante la limpieza de las manitas, pese a que vienen limpias, la cocción es muy importante

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 9

Anuncios

Migas alentejanas (adapatación)

Como bien adelantamos en el título de la receta estas migas, pretenden ser una fusión entre la cocina portuguesa de tradición y los conceptos básicos de la cocina española. Estas migas a la alentejana deben su nombre a las clásicas migas de la región portuguesa del Alentejo pero adaptadas a los gustos, tradiciones y productos que nos podemos encontrar en España.

Para ello hemos preparado las migas a la antigua usanza, rascando el pan duro de días anteriores y sacando esas migas que de una barra de pan sacamos para 4 comensales. Una vez sacadas las migas se humedecen con unas gotas de agua y se dejan reposar 2 horas. Mientras tanto hacemos el sofrito de las migas, que consta de cebolla y ajo en un primer momento. Todo ello en manteca de cerdo. Dejaremos el sofrito a fuego medio durante 10 minutos removiendo esos ingredientes. Una vez cocinados añadiremos el lomo de cerdo y el chorizo alentejano (en este caso al vino de la región), un chorizo con carácter pero que no pica, todo a cuadrados.

Pasados otros 10 minutos a fuego medio añadimos el perejil y reservamos. Cuando las migas estén húmedas, añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva y vamos rehogando a fuego medio suave las migas junto al sofrito, todo ello con mimo y paciencia, pues esta vez serán unos 20 minutos hasta que las migas queden sueltas y se hayan impregnado de todos los sabores. Las iremos humedeciendo cada vez que estimemos, soltando unas gotas de agua a la sartén. Cuando adquieran un color tostado pasado este tiempo, bajamos el fuego y vamos friendo los huevos; uno por persona o dos dependiendo de las ganas de los comensales.

Para terminar y presentar partiremos unos cuadraditos de carne de membrillo que le den el contraste al chorizo alentejano y nos ayude a comer este pesado plato.

Migas alentejanas

Migas alentejanas

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 barra de pan del día anterior
  • 200 ml de agua
  • 20 gr de manteca de cerdo
  • 200 gr de chorizo alentejano
  • 600 gr de lomo de cerdo
  • 3 dientes de ajo bien laminados
  • 4 huevos
  • carne de membrillo
  • sal y pimienta

Notas:

  • Es un plato que exige mucho mimo y paciencia.
  • Recordar que las migas portuguesas son algo más pesadas pues están más humedecidas y pastosas, les suelen echar almejas ademas de carne de cerdo
  • La manteca es el ingrediente propio de las recetas originales, que se utilizaba como reutilización y por el precio del aceite en aquellas épocas, pero es muy pesada y contienen muchas grasas potentes, así que vosotros mismos.
  • El membrillo le da un toque dulce muy especial pero que ellos no utilizan

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 5€

Caracolas de pasta con atún, chorizo y huevo duro

La pasta da tanto juego que nos permite combinar el denominado “mar y montaña“. En este caso elegimos las caracolas por aquello de dar uso de los diferentes formatos que tiene la pasta alimenticia. La receta es bien sencilla como viene siendo habitual en nuestro blog.

Cocemos las caracolas de pasta en agua con sal y aceite durante 10 minutos a fuego medio fuerte. Mientras tanto freímos el puerro bien picado en 4/6 cucharadas de aceite y dejamos cociendo un par de huevos. A los dos minutos añadimos al sofrito de puerro el atún en conserva (aceite) y rehogamos durante otros 2 minutos. Luego añadimos el chorizo dulce troceado en tacos. Pasados 5 minutos a temperatura media añadiremos tomate triturado. Removemos bien para que no se nos pegue y corregimos de sal y azucar. Sacamos los huevos, los pelamos y los cortamos en cuadrados. Mezclamos todos los ingredientes y una vez escurridas las caracolas lo juntamos todo en la cazuela a fuego suave durante un par de minutos. Añadimos queso parmesano y el orégano una vez emplantado.

Caracolas de pasta con atún, chorizo y huevo duro

Caracolas de pasta con atún, chorizo y huevo duro

Ingredientes para 4 persona:

  • 300 gr de caracolas de pasta
  • 1 puerro
  • 3 latas de atún en aceite de 80gr
  • 200 gr de chorizo dulce
  • 2 huevos duros
  • queso parmesano
  • sal y azúcar
  • orégano
  • aceite

Notas:

  • Si no sabéis cocer huevos consultar el enlace de como cocerlos, no es que tenga mucho misterio, pero por si acaso para que no se os agarre la cascara…
  • El chorizo y el atún aunque parezca lo contrario casan bastante bien, el pimentón le aportara cuerpo al plato
  • El queso se lo podéis añadir a voluntad

Dificultad: básica, básica

Precio aproximado (4 persona): 5€ 

Garbanzos con sofrito de ajos y chorizo

Como aprieta el Invierno este año ¿verdad? No os preocupéis, al llegar a casa podéis tener un plato de cuchara bien calentito y sabroso. Y como ya sabéis no es necesario tener unas nociones de profesional para estos platos, estamos para defendernos en la cocina dignamente y poder comer sano, variado y sobre todo fácil y barato. Las legumbres es ese ingrediente por excelencia en la cocina española ara el Invierno, seguro que para otros países también, pero nos jugamos el pescuezo a que en España es algo indispensable semanalmente en cualquier hogar.

Los garbanzos son una de esas legumbres estrella, y hoy todavía más pues son extremadamente fáciles de hacer, a pesar de que otros día ya eran fáciles las recetas que los incluían. Garbanzos con sofrito de ajos y chorizo, es de esas recetas propias de las abuelas. Se cuecen los garbanzos con agua hasta cubrirlos (de lata o previamente en remojo 24 horas, eso ya a gustos o a tiempo disponible, pues recordad que los últimos tardan más en hacerse) acompañados de laurel, zanahoria entera y caldo concentrado de carne durante al rededor de 20/30 minutos a fuego medio.

Mientras en una sartén pequeña y con 8 cucharadas de aceite freímos los ajos, el chorizo troceado y perejil picado. Tras 10 minutos a fuego medio se añade un poco de romero fresco para terminar. Volcamos el sofrito en la olla de los garbanzos y removemos a fuego medio durante dos minutos antes de servir.

Garbanzos con sofrito de ajos y chorizo

Garbanzos con sofrito de ajos y chorizo

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lata de garbanzos
  • 3 ajos en laminas finas
  • 1 zanahoria grande
  • 1 chorizo fresco picante
  • laurel
  • 1/2 litro de caldo o agua
  • sal y perejil

Notas:

  • El chorizo mejor fresco para la hora de freir, picante porque a nosotros nos gusta con un toque así, en este caso asturiano. Con un tamaño de palmo será suficiente, a no ser que querramos chorizo con garbanzos…;)
  • Podéis añadirle perejil para decorar
  • Como podéis observar no hemos mentido, deliciosos
  • También es recomendable rociar con un poco de alcohol el sofrito para aportarle más aroma, ya se vino blanco, brandy, cognac…

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 4€

Cocido madrileño

Una receta de peso, con calorías…necesaria para este Invierno que parece que va a apretar fuerte. Un buen cocido no tiene un NO por respuesta y más si es el típico madrileño. Su origen es humilde y era consumido inicialmente por clases más bajas, llegando poco a poco a la alta sociedad debido a su inclusión en los menús de los restaurantes. Es, junto con el “cocido montañés” o el cocido maragato, entre otros cocidos y potajes que se realizan en toda la geografía español.

Según sigue contando el artículo de Wikipedia, el cocido se suele servir en dos partes. La primera con una sopa de los ingredientes seleccionados para su cocción (cuyo ingrediente principal son los garbanzos y los secundarios, aunque con gran protagonismo, diversas verduras, carnes y tocino de cerdo con algún embutido) y después con los garbanzos y el resto de los elementos sólidos que lo componen.

Lo primero es hacer un buen caldo, como el que hacemos para una sopa de pollo (unos 3 litros de agua serán suficientes ya que se irá evaporando el líquido elemento), pero con los ingredientes propios del cocido: muslo de gallina, morcillo de ternera, hueso de jamón, tocino, taco de jamón, puerro, zanahoria y patata; pasadas 2 horas de su cocción a fuego medio (nadie dijo que fuera rápido) se dejan cocer los garbanzos, previamente remojados el día anterior (los garbanzos al ser la base principal, han de ser de gran calidad) envueltos en una malla para que no se dispersen con el resto de ingredientes, durante aproximadamente 1 hora.

Cuando lleve 1/2 hora cociéndose el cocido con los garbanzos, se incorporan: la morcilla (de cebolla o choricera al ser posible) , las costillas de cerdo adobadas y el chorizo (dulce si es posible) y se dejan cocer durante esa 1/2 restante a un fuego más suave, fundamentalmente para que la morcilla no se abra. Mientras tanto se ha de cocer la col de hoja o repollo a parte en un cazo debido al fuerte olor que deja esta a la hora de cocerse. En menos de 20 minutos esta cocida. Así pues, se incorporará al cocido durante esos 10 minutos restantes. (si consideráis incrementar el tiempo de cocción es posible hacerlo, eso sí bajando el fuego de cocción).

La sopa se toma tradicionalmente con fideos. Se sirven los ingredientes en platos separados como hemos explicado antes y como se muestra en las imágenes:

Sopa de cocido madrileño

Sopa de cocido madrileño

Garbanzos de cocido madrileño

Garbanzos de cocido madrileño

Cocido madrileño

Cocido madrileño

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 gr de garbanzos secos
  • 1 puerro
  • 2 patatas
  • 1 pieza de chorizo
  • 2 zanahorias
  • 250 gr de repollo
  • 1 pieza de morcilla
  • 300 gr de morcillo de ternera
  • 1 hueso de jamón
  • 150 gr de jamón serrano
  • 1/4 de gallina
  • 200 gr de tocino salado
  • 200 gr de costillas de cerdo adobadas
  • 3 litros de agua (importante)
  • fideos para la sopa
  • sal

Notas:

  • Corregir de sal vuestra sopa y la carne, pero no sería del todo necesario pues contienen sal los ingredientes empleados
  • Es un plato para darse un verdadero homenaje al estómago, los que lo habéis probado sabéis a que nos referimos
  • Hay que tener tiempo para hacerlo, pero la recompensa merece notablemente la pena
  •  A diferencia de otros platos no es “barato“, pero como siempre decimos: iros a un restaurante a ver cuanto cobran por un plato
  • Los garbanzos se suelen comer a la vez que las carnes y verduras

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 15€