Caracolas de pasta con atún, chorizo y huevo duro

La pasta da tanto juego que nos permite combinar el denominado “mar y montaña“. En este caso elegimos las caracolas por aquello de dar uso de los diferentes formatos que tiene la pasta alimenticia. La receta es bien sencilla como viene siendo habitual en nuestro blog.

Cocemos las caracolas de pasta en agua con sal y aceite durante 10 minutos a fuego medio fuerte. Mientras tanto freímos el puerro bien picado en 4/6 cucharadas de aceite y dejamos cociendo un par de huevos. A los dos minutos añadimos al sofrito de puerro el atún en conserva (aceite) y rehogamos durante otros 2 minutos. Luego añadimos el chorizo dulce troceado en tacos. Pasados 5 minutos a temperatura media añadiremos tomate triturado. Removemos bien para que no se nos pegue y corregimos de sal y azucar. Sacamos los huevos, los pelamos y los cortamos en cuadrados. Mezclamos todos los ingredientes y una vez escurridas las caracolas lo juntamos todo en la cazuela a fuego suave durante un par de minutos. Añadimos queso parmesano y el orégano una vez emplantado.

Caracolas de pasta con atún, chorizo y huevo duro

Caracolas de pasta con atún, chorizo y huevo duro

Ingredientes para 4 persona:

  • 300 gr de caracolas de pasta
  • 1 puerro
  • 3 latas de atún en aceite de 80gr
  • 200 gr de chorizo dulce
  • 2 huevos duros
  • queso parmesano
  • sal y azúcar
  • orégano
  • aceite

Notas:

  • Si no sabéis cocer huevos consultar el enlace de como cocerlos, no es que tenga mucho misterio, pero por si acaso para que no se os agarre la cascara…
  • El chorizo y el atún aunque parezca lo contrario casan bastante bien, el pimentón le aportara cuerpo al plato
  • El queso se lo podéis añadir a voluntad

Dificultad: básica, básica

Precio aproximado (4 persona): 5€ 

Anuncios

Salchichas en salsa de tomate casera

No es ninguna receta nueva, el hacer unas salchichas excesivamente fácil, casi como freir un huevo, y eso no os lo vamos a contar. Lo que si que os vamos a contar con más profundidad es la salsa de tomate: 100% casera. Esto si que es para apuntar y conservar en la memoria.

Como lo de freir unas salchichas no tiene ningún misterio (salvo pincharlas para que saquen la grasa y se frían con su propio jugo…) pasaremos al meollo de la receta: la salsa de tomate casera. 

Cortamos los tomates en cuadraditos pequeños, lo más posible, (no es necesario retirar la piel) y los freímos en 4 cucharadas de aceite, añadimos también el puerro, la cebolla y el ajo picados. Estamos pendientes, con un fuego medio, de removerlo y que no se nos pegue. Así durante unos 15/20 minutos. Si vemos que se nos queda sin líquido podemos añadir un poco de agua. Si para cuando este ya listo el sofrito lo vemos demasiado líquido para nuestro gusto, podemos añadr pan rallado a la mezcla. Añadimos una pizaca de sal, azúcar y perejil picado y dejamos 5 minutos más. Retiramos y batimos con la batidora hasta el punto deseado, recalentamos un poco, lo que ya podemos llamar salsa y metemos las salchichas en el recipiente donde tengamos la salsa de tomate. Recalentamos durante 5 minutos más y servimos.

Salchichas con salsa de tomate casera

Salchichas con salsa de tomate casera

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 1,5 kg de salchichas de carnicería de ternera y cerdo
  • 3 tomates maduros
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 vaso de agua
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • azucar
  • aceite, sal y perejil

Notas:

  • Es una receta para aprovechar esos tomates maduros
  • La salsa no es solo de tomate como podeís comprobar pero predomina este, por eso se llama así
  • El azucar corregirá el ácido del tomate si lo tuviera
  • La cebolla y el puerro le aportarán dulzor y suavidad a la salsa, el ajo el aroma y el cuerpo
  • Lo dicho, agua y pan rallado son opcionales, atentos a la espesura deseada de la salsa en cualquier caso, y a la corrección de sal empleada

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 6€

Alitas de pollo con salsa de puerros agridulce

Como nos gustan las alitas de pollo, ¿a que sí? Nutritivas, deliciosas y baratas. Pero a veces nos cansamos de cocinarlas de la misma manera, fritas y con un sencillo majado de ajo y perejil.  Pues bien, aquí ofrecemos alternativas fáciles y baratas, como en su día fueron las alitas tex mex. Hoy en cambio va a ser una receta más asiática, pero por supuesto con nuestro toque ibérico, con las alitas de pollo con salsa de puerros agridulce.

Freímos las alitaspreviamente salpimentadas, en aceite hasta que se pongan doradas (unos 10 minutos a fuego medio-fuerte cuidando que no se quemen). Retiramos y secamos excesos de grasas, y en el mismo aceite sofreímos el puerro troceado (bien limpio para que no nos encontremos desagradable arenilla), cuando este casi hecho añadimos el zumo de limón y el brandy. Luego añadimos el azúcar al gusto (cuidado no os queméis que arde!) y cuando veamos que se ha caramelizado añadimos la salsa de soja. Removemos bien durante 5 minutos a fuego medio y trituramos la salsa. Recalentamos durante otros 5 minutos a fuego medio las alas con la salsa licuada a la que podemos añadir agua o caldo de pollo al gusto. Espolvoreamos un poco de romero por encima.

Alitas de pollo con salsa de puerros agridulce

Alitas de pollo con salsa de puerros agridulce

Ingredientes para 4 personas:

  • 1/2 kg de alitas de pollo de tamaño medio/grande (2 por comensal)
  • 4 gotas de salsa de soja
  • 1 puerro
  • 30 ml de brandy
  • 25 cl de aceite de oliva
  • 1 limón
  • 6 cucharadas de azúcar
  • sal y pimienta blanca

Notas:

  • El azúcar es peligroso, si os quedáis cortos el plato no habrá dios quien se lo coma y si os pasáis parecería un postre…¡cuidado!
  • La salsa de soja aporta ese toque asiático que hemos comentado, su toque picante y agrio aporta una agradable combinación en el plato

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 5€

Arroz cremoso de bogavante y carabineros

No es fácil resistirse a las recetas maravillosas por todos los blogs y páginas de cocina de estos días especiales. Ya sabeís que este blog aconseja para el ahorro y el aprovechamiento de todos los alimentos con maneras fáciles y tradicionales de cocinarlos. Pero por favor! un día es un día. Y como me corroe la envidia, yo también he querido plasmar uno de esos maravillosos platos en el blog, que por cierto, no por el nombre ha de ser una receta especialmente cara, os lo aseguro. Eso sí hay que comprar con cabeza. No os preocupeís porque una de las novedades de esta humilde bitácora va a ser precisamente esa: la lista de la compra.

El arroz caldoso con bogavante y carabineros es muy fácil de hacer, y no vais a necesitar más que un par de cacharros. Lo primero de todo es freir el ajo laminado en abundante aceite (6 cucharadas más o menos), y añadir las partes “feas” (es decir: cola, pinzas y cabeza) del bogavante (previamente troceado, ya sea en la propia pescadería o en vuestras casas) y la cabeza de los carabieneros, a un fuego fuerte pero observando constantemente el ajo no se queme, durante unos 3-5 minutos le vaís dando vueltas y presionando para sacar esa esencia tan característica de las cabezas. Añadís una chorretada de zumo de limón para que no se pegue y aporte su toque.

Retiramos las piezas que hemos frito dejando el ajo y las introducimos en una olla con algo más de 1,5 litro de agua junto con el puerro, la zanahoria, el pimiento choricero y el laurel (todo ello con sal) con un fuego medio-elevado, durante mínimo 20 minutos. Mientras en la sartén con el aceite impregnado de la esencia del marisco freímos la cebolla cortada muy fina. Una vez dorada la cebolla, añadimos la ralladura de un tomate, pimienta blanca, azúcar (una pizca para rebajar la acidez del tomate) y sal. Cuando se hallan hecho estos ingredientes añadimos el vino blanco y el brandy. Subimos el fuego para que se vaya eliminando el alcohol cuanto antes, removed constantemente y cuando ya no notéis el olor característico del alcohol, bajad el fuego a medio-fuerte para sofreir las partes más nobles del bogavante (el lomo) y los carabineros pelados, así como el arroz a utilizar.

Pasados un par de minutos, añadimos a la fuente o paellera (que no sea plana) la proporción 3 a 1 de caldo y si os gusta más caldoso si cabe aumentad a 4 a 1. Bajamos un punto el fuego y dejamos cocinar durante 20 minutos aproximadamente, estando al tanto que no se os pegue el arroz, que os quede teniente y que os quede bien ajustado de sal. Añadimos también una hebrás de azafrán. Para decorar añadimos las pinzas del bogavante que habremos dejado cocinar con el arroz los 5 minutos previos a sacarlo. Recordad: es plato de cuchara.

Arroz con bogavante y carabineros

Arroz con bogavante y carabineros

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 bogavantes
  • 4 carabineros
  • 400 gr de arroz (variedad cremoso o caldoso)
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 tomate
  • 1 zanahoria
  • 1 limón
  • 1 pimiento choricero
  • 4 dientes de ajo
  • 200 ml de vino blanco
  • 100 ml de brandy
  • 3 hojas de laurel
  • Pimienta blanca
  • Azúcar y sal
  • Azafrán

Notas:

  • Podéis utilizar un arroz bomba también, pero la verdad es que salió bien con una marca conocida con arroz especial (recordad el arroz es donde no hay que escatimar)
  • Es imprescindible seguir los pasos marcados, por esta u otras recetas; lo importante es que lo hagáis fácil y de manera personal.
  • Los carabineros es lo más caro del plato, se pueden sustituir por unos buenos langostinos.
  • Con un bogavante sería suficiente, en lo que se refiere a sabor debido a los carabineros en la receta, pero podéis incluir dos sino contáis con los bichejos rojos…;)
  • No olvidéis que es una receta especial, no es precisamente parar ahorrar por si sola, pero como sustitutivo a otras de elevado precio sale muy económica.

Dificultad: media dependiendo de la destreza básica en cuanto a tiempo

Precio aproximado (4 persona): 25€ 

 

Lomo encebollado al limón

El socorrido segundo plato: “haz un poco de carne y ya está”. Pues imagino que muchos de vosotros lo hareís en vuestras casas, lo que incomoda una vez ya has cambiado de miles de variedades de carne para freir a la plancha es el aburrimiento de tener la sensación de comer siempre lo mismo. En este blog no somos muy amigos de utilizar el socorrido ketchup o salsas varias manufacturadas industrialmente como complemento a las carnes. Más bien somos amantes de la guarnición.

En este caso el acompañamiento para nuestros filetes de lomo de cerdo que hemos frito a la plancha será una cebolla parcialmente caramelizada con limón, azúcar y romero. Es muy sencilla de hacer. Preparamos 2 cucharadas de aceite de oliva y freímos la cebolla cortada en juliana (para los no avezados: en tiras), cuando esté dorada  añadimos el zumo de limón y reducimos el fuego, dejamos que se cocine durante 2-4 minutos añadiéndole una pizca de romero. Luego incorporamos azúcar en función de la cantidad de limón, en nuestro caso han sido 4 cucharadillas de café. Dejamos que se caramelice a fuego lento y vamos probando para corregir amargor-dulzor (no nos pasemos ni de uno ni d otro).

Lomo encebollado al limón

Lomo encebollado al limón

Ingredientes para 4 personas:

  • 1kg de lomo de cerdo
  • 1 cebolla
  • zumo de 1 limón
  • azúcar
  • romero
  • sal 

Notas:

  • No es una salsa agridulce de limón es un aderezo para la cebolla y darle un gusto especial a la carne, el romero hará que nos demos cuenta de ello.
  • Es importante estar pendiente del sabor, buscamos un contraste amargo-dulce, no nos pasemos.
  • Aproximadamente salen de 2-3 piezas de lomo por comensal, dependiendo del grosor

Dificultad: básica, básica

Precio aproximado (4 persona): 5€