Caracolas gigantes a los 5 quesos

Uno de estos platos que te piden para que aportes cena en abundancia para una reunión de amigos. Totalmente improvisada utilizando el poco tiempo que se tiene y los productos que tu frigorífico esta dispuesto a brindarte para que se puedan combinar con cierta lógica. Afortunadamente, aquel día disponía de una gran cantidad de quesos variados y me dió por hacer unas caracolas gigantes de pasta a los 5 quesos.

Ningún misterio como comprenderéis. Se cuecen las caracolas en abundante agua con sal unos 10 minutos. Mientras tanto se calienta la leche en una sartén plana y grande, y se van introduciendo los quesos de menos graso a más graso con una temperatura media y sin parar de remover para que se disuelvan cuanto antes y quede una pasta homogénea. Yo empecé por: gouda, cheddar, semicurado y cabrales. Transcurridos los 10 minutos ya se habrá hecho la salsa, a la cual le añadiremos: tomate seco rehidratado, nuez moscada y orégano.

Para terminar el plato, colocamos en una fuente las caracolas junto a la salsa y esparcimos en trozos la mozzarella y un chorro de aceite de oliva , dejamos con el grill máximo 5 minutos y servimos.

Caracolas de pasta a los 5 quesos

Caracolas de pasta a los 5 quesos

Ingredientes para 4 persona:

  • 300 gr de caracolas gigantes de pasta
  • 50 gr de queso gouda
  • 50 gr de queso cheddar
  • 30 gr de queso semicurado
  • 20 gr de cabrales
  • 1 bola de mozzarella fresca
  • 1 cucharada de tomate seco rehidratado
  • nuez moscada
  • orégano
  • aceite

Notas:

  • Si no os gustan los quesos fuertes omitid el cabrales pues le imprime su sello al plato
  • el tomate seco rehidratado lo podeis sustiruir sin problemas por tomate triturado pero duplicad o triplicad la cantidad
  • Se le puede añadir algún tipo de verdura como cebolla, cebolleta o puerro para contrarrestar el sabor del queso
  • EL horno le dará un toque especial al plato

Dificultad: básica, básica

Precio aproximado (4 persona): 7€ 

Arroz meloso con atún

Siempre hemos creído que los platos más sencillos y sabrosos se pueden hacer con un arroz. Ya sea como Rissotto, como paella, guarnición o meloso, el arroz da un juego espectacular con las posibles sobras de otros platos, simplemente haciendo una base de sofrito clásica. Tomad nota de esta receta, pues en este caso sale del marmitako que hicimos el otro día.

Hacemos un sofrito simple, como hemos adelantado antes. En una sarten grande con 4 cucharadas de aceite de oliva, freimos ajo, puerro y cebolla. Pasados 6/7 minutos añadimos pimiento rojo asado y cayena, y lo dejamos a fuego medio durante 3 minutos más aproximadamente. Entoncés añadimos la pimienta blanca, pimienta negra, pimentón dulce y un poco de estragón y añadimos a continuación el arroz, mientras se sofrie a fuego medio desmigamos el atún (sino lo tenemos cocinado lo podemos marcar en una sartén previamente, y añadimos un poco de tomate frito y vino blanco).

Juntamos el atún con el resto de ingredientes y dejamos a fuego medio-fuerte, con una proporción de 2 a 1 con respecto al caldo de pescado. Corregimos de sal, y vamos removiendo para que no se nos pegue. Cuando veamos que se queda sin caldo ( a los 8/10 minutos aprox.) añadimos otro vaso más o los que sean necesario, pero esta vez a un fuego medio, y lo vigilamos con mimo.

Arroz meloso con atun

Arroz meloso con atun

Ingredientes para 4 personas:

  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 300 gr de arroz bomba
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 400 gr de atun
  • 1/2 puerro
  • pimienta negra
  • pimienta blanca
  • pimentón dulce (1 cucharada de cafe)
  • estragon
  • 1 cayena
  • aceite
  • sal

Notas:

  • Nosotros hemos utilizado el atún porque hicimos marmitako pero se puede hacer con pollo, verduras, carne…Da mucho juego
  • Recordar que el arroz debe quedar meloso, pero esto es por gustos.

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 6

Manitas de cerdo

Una receta que hay que tener muy en cuenta para los meses de invierno. Es muy sencilla, pero es muy lenta, ya que nos tenemos que asegurar muy bien que las manitas están bien cocinadas. Es obvio suponer que es de las partes del cerdo que más suciedad y gérmenes tiene, así que lo primero es dejar que se cocine en agua durante al menos 1 hora y media, nosotros lo hemos dejado 2 horas por si acaso.  Dejamos las manitas a fuego fuerte con un buen puñado de sal, laurel y pimienta negra.

Transcurrida la primera hora de cocción añadimos el vaso de brandy. Siempre con la olla destapada y asegurándonos que las manitas están cubiertas por agua constantemente. Aconsejamos retirar con una espumadera los restos de la cocción que se quedan en la superficie. Mientras tanto hacemos un majado de ajo, pan duro, perejil y almendra tostada, al cual añadiremos un poco de aceite para que ligue. Una vez bien molido todo, reservamos.

Además del majado de almendras, preparamos la cebolla a fuego medio en 4 cucharadas de aceite, y cuando se nos quede transparente añadimos una cucharada de pimentón dulce y unas láminas de chorizo picante. Retiramos pasado un minuto sin parar de remover. A la hora y media añadimos el majado y la cebolla a las manitas, a las cuales dejaremos cocinarse otra media hora a fuego fuerte sin rellenar ya el agua, ahora pretendemos espesar el caldo y convertirlo en salsa por reducción. Si observáis que necesita menguar más el caldo lo dejáis guisarse el tiempo que consideréis necesario.

Manitas de cerdo

Manitas de cerdo

Ingredientes para 4 personas:

  • 4/6 manitas de cerdo grandes
  • 5 ajos
  • 1 cebolla
  • 150 gr de almendras
  • 3 hojas de laurel
  • 2 litro de agua aprox.
  • 1 vasito de brandy o cognac
  • 1 cucharada sopera de pimentón dulce
  • 50 gr de láminas de chorizo picante
  • 2 hojas de laurel
  • perejil
  • pimienta negra
  • pan
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • El pan es para ayudar a que la salsa espese a la hora de añadir el majado
  • Es un plato muy contundente, se puede considerar único
  • Recomendable acompañar con alguna ensalada
  • Es muy importante la limpieza de las manitas, pese a que vienen limpias, la cocción es muy importante

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 9

Alubias con rape

Una receta para templar el estómago. En principio se hace con garbanzos, pero dado que no había en la despensa nos ha dado por improvisar y ha quedado una receta digna de introducirse en un recetario doméstico fácil y económico. Las alubias con rape no tienen ningún misterio. El rape puede ser fresco o congelado, es indiferente, siempre apostamos por la frescura del pescado, pero el rape tiene mucho sabor.

Lo primero que vamos a hacer es un sofrito en la olla de ajo, cebolla y pimiento verde, cuando pasados 10 minutos a fuego medio se hayan cocinado los ingredientes, añadimos una cucharadita de pimentón dulce, el laurel y la copita de brandy. Subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol, para acto seguido añadir las alubias que rehogaremos durante un par de minutos más.

A continuación volvemos a dejar el fuego a un nivel medio y añadimos las colas de rape y cubrimos de agua. Corregimos de sal y dejamos cocer unos 20 minutos.

Alubias con rape

Alubias con rape

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lata de alubias blancas
  • 4 colas de rape (600gr)
  • 2 ajos
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1/2 litro de caldo o agua
  • 1 vasito de brandy o cognac
  • pimenton dulce
  • 2 hojas de laurel
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Si deseáis que tenga una consistencia mayor el caldo (más espeso) se puede añadir una cucharadita de harina cuando incorporemos el pimentón
  • Es un plato suave, pero consistente, no os engañéis

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 6

Migas alentejanas (adapatación)

Como bien adelantamos en el título de la receta estas migas, pretenden ser una fusión entre la cocina portuguesa de tradición y los conceptos básicos de la cocina española. Estas migas a la alentejana deben su nombre a las clásicas migas de la región portuguesa del Alentejo pero adaptadas a los gustos, tradiciones y productos que nos podemos encontrar en España.

Para ello hemos preparado las migas a la antigua usanza, rascando el pan duro de días anteriores y sacando esas migas que de una barra de pan sacamos para 4 comensales. Una vez sacadas las migas se humedecen con unas gotas de agua y se dejan reposar 2 horas. Mientras tanto hacemos el sofrito de las migas, que consta de cebolla y ajo en un primer momento. Todo ello en manteca de cerdo. Dejaremos el sofrito a fuego medio durante 10 minutos removiendo esos ingredientes. Una vez cocinados añadiremos el lomo de cerdo y el chorizo alentejano (en este caso al vino de la región), un chorizo con carácter pero que no pica, todo a cuadrados.

Pasados otros 10 minutos a fuego medio añadimos el perejil y reservamos. Cuando las migas estén húmedas, añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva y vamos rehogando a fuego medio suave las migas junto al sofrito, todo ello con mimo y paciencia, pues esta vez serán unos 20 minutos hasta que las migas queden sueltas y se hayan impregnado de todos los sabores. Las iremos humedeciendo cada vez que estimemos, soltando unas gotas de agua a la sartén. Cuando adquieran un color tostado pasado este tiempo, bajamos el fuego y vamos friendo los huevos; uno por persona o dos dependiendo de las ganas de los comensales.

Para terminar y presentar partiremos unos cuadraditos de carne de membrillo que le den el contraste al chorizo alentejano y nos ayude a comer este pesado plato.

Migas alentejanas

Migas alentejanas

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 barra de pan del día anterior
  • 200 ml de agua
  • 20 gr de manteca de cerdo
  • 200 gr de chorizo alentejano
  • 600 gr de lomo de cerdo
  • 3 dientes de ajo bien laminados
  • 4 huevos
  • carne de membrillo
  • sal y pimienta

Notas:

  • Es un plato que exige mucho mimo y paciencia.
  • Recordar que las migas portuguesas son algo más pesadas pues están más humedecidas y pastosas, les suelen echar almejas ademas de carne de cerdo
  • La manteca es el ingrediente propio de las recetas originales, que se utilizaba como reutilización y por el precio del aceite en aquellas épocas, pero es muy pesada y contienen muchas grasas potentes, así que vosotros mismos.
  • El membrillo le da un toque dulce muy especial pero que ellos no utilizan

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 5€