Besugo al horno con setas y berberechos

El besugo, como os podéis imaginar, no es un pescado barato, pero creedme cuando os decimos que es un manjar, un capricho si lo queréis llamar así, que de vez en cuando unos servidores podemos hacer. ¿Y por que digo esto, si esto es un blog de cocina, fácil y barata? Pues la respuesta queridos amigos, es obvia. Es una receta fácil y si utilizamos la cabeza, bastante más barata de lo que muchos restaurantes cobran por ahí. Siempre os decimos que aprovechéis bien las ofertas del supermercado, y en especial las de pescado, pues podéis obtener muy buenas gangas.

Horneamos el besugo, previamente apto para esta manera de cocinar (decírselo al pescatero que os lo deje así), con un poco de pimienta blanca, sal gorda y el jugo de limón (el cual dejaremos algo para después) ; a una temperatura de 170º durante al menos 15 minutos si es/son de gran tamaño, con 4 cucharadas de aceite de oliva.

En una sarten grande freiremos las setas con el ajo laminado a fuego alto en aceite de oliva virgen extra, pasados 5 minutos añadiremos los berberechos y taparemos la sartén durante otros 5 minutos. Bajaremos el fuego hasta un nivel medio y añadiremos un poco de sal y jugo de limón que nos haya sobrado a la hora de echárselo al besugo. Vertemos el sofrito en el besugo y dejamos hornear durante 5 minutos más a 160º.

Besugo al horno con setas y berberechos

Besugo al horno con setas y berberechos

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 besugos de unos 700gr
  • 300 gr de setas
  • 500 gr de berberechos
  • 2 ajos laminados
  • 1 limón
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva
  • sal gorda

Notas:

  • Para variar de la típica receta de “besugo al orio” que está muy buena, pero así tenemos una guarnición especial y con un carácter de mar/montaña
  • Es importante dejar los berberechos en agua con sal para que suelten la arena, esa arena tan molesta al comerte una buena ración de berberechos

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 12

Arroz con pota de calamar

Que socorrido que es el arroz ¿verdad? Y es que por eso es el alimento estrella en buena parte del mundo, en especial en Asia. Su atractivo esta en el sinfín de combinaciones tanto con carne como con pescado, además de las diversas texturas que ofrece por sus distintas variedades. En esta ocasión, es un plato sencillo, barato y de calidad; puesto que no se utilizan excesivos ingredientes y sus precios son muy asequibles.

La pota de calamar, se suele hacer encebollada, pero no es una receta que personalmente me llame mucho la atención, le hemos dado una vuelta en Cocina Facil y Barato. Lo primero que vamos a hacer es la típica receta de pota de calamar encebollada: Sofreímos la cebolla y el ajo a fuego medio junto con la pota de calamar en cuadraditos de 3×3 cm aprox. en una olla de acero inoxidable. Transcurridos unos 10 minutos añadiremos los guisantes, la pimienta blanca, el azafrán y el pimentón dulce. Lo dejaremos a la misma temperatura durante 3/4 minutos para que se mezclen los sabores. Entonces añadiremos el perejil picado y el vasito de vino blanco, y le subiremos el fuego a temperatura media-alta.

Una vez se haya evaporado el alcohol añadimos el tomate frito y mezclamos durante 3/4 minutos más procurando no se nos agarre a la olla. Luego añadiremos el agua correspondiente a la cantidad de arroz que vayamos a añadir, teniendo en cuenta que es arroz bomba pero se va a hacer en recipiente alto añadiremos una proporción de 2 a 1 con respecto al arroz. Añadiremos un poco más de agua pues lo dejaremos cocer todo junto durante 10 minutos a fuego medio.

Entonces añadiremos el arroz y dejaremos al mismo fuego durante 15 minutos pero con la olla medio tapada, ya que queremos que el arroz quede jugoso y no seco como en una paella. Ahora ya comprobamos su textura y a degustarlo.

Arroz con pota de calamar

Arroz con pota de calamar

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 300 gr de arroz bomba
  • 700 gr de pota de calamar
  • 100gr de guisantes
  • 50 gr de tomate frito
  • 1 vaso de vino blanco
  • pimienta blanca
  • pimentón dulce
  • azafrán
  • perejil
  • sal

Notas:

  • La pota de calamar es de lo más barato que podemos encontrar en la pescadería, no es tan gustosa como la sepia o el chipirón, pero hace su función en grandes cantidades
  • Recordar que el arroz debe quedar meloso, pero esto es por gustos, si lo deseáis caldoso, habrá que añadirle más agua y subir el fuego, reduciendo su cocción 5 minutos.

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 4

Lubina al horno con gulas y almejas

La facilidad que ofrece el pescado a la hora de cocinar no tiene comparación con cualquier otro plato si a tiempo de cocción nos referimos. Y es que un pescado fresco ya sea asado, a la plancha o guisado en no más de 15 minutos está hecho y es para chuparse los dedos con casi toda la seguridad.

Aquí traemos otra receta de pescado, en este caso al horno. Uno de los pescados estrella en su categoría “horno”, la lubina; que con su más que consagrada relación calidad precio tenía que estar ya en el blog de cocina fácil y barato. Por supuesto le daremos nuestro toque personal, aprovechando la nevera y las ofertas del día. 

Cogemos las lubinas limpias para hornear y las lavamos por si quedara alguna impureza indeseable, véase escamas o tripas. Pelamos las patatas en rodajas finas de 2 cm aprox. y colocamos en la fuente con 4 cucharadas de aceite de oliva, las salpimentamos y horneamos a 180º durante 15 minutos. Mientras se hornean las patatas, disponemos de las almejas limpias previamente y las hacemos al vapor, a fuego fuerte y con la sartén tapada, en otras sendas cucharadas de aceite, cuando pasados 3 o 4 minutos ya estén abiertas añadimos 2 ajos fileteados y el jugo de limón. Dejamos otro par de minutos.

Añadiremos entonces las gulas (precocinadas y envasadas en este caso) y removemos durante 5 minutos más a un fuego medio fuerte removiendo constantemente. Transcurrido el tiempo reservamos.

Comprobamos que las patatas están ya cocinadas cuando empiecen a dorarse, y añadimos la lubina salpimentada también y la dejaremos 10 minutos a la misma temperatura, 180º. Cuando pase ese tiempo añadiremos las almejas con las gulas y dejaremos otros 5 minutos en el horno junto la lubina y las patatas. Servimos bien caliente.

Lubina al horno con gulas y almejas

Lubina al horno con gulas y almejas

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 lubinas de unos 600gr
  • 2 patatas
  • 500 gr de almeja fresca
  • 2 ajos laminados
  • 1 paquete de gulas (200gr)
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Una maravilla clásica con una guarnición más “gourmet”
  • Es importante dejar las almejas en agua con sal para que suelten la arena, esa arena tan molesta al comerte una buena ración de almejas
  • Las gulas pueden sustituirse por gambas o alguna verdura como ajetes, espárragos o pimientos sino tenéis en casa o no están a buen precio

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 9

 

 

Bacalao a las natas (Bacalhau ás natas)

Después de una visita a nuestro país vecino y de sucumbir por fin a sus encantos culinarios, repletos de cilantro, nos hemos atrevido a hacer uno de sus platos más típicos, sencillos y a su vez exquisitos: el clásico bacalao a las natas (bacalhau ás natas). Una receta que nos recuerda a la típica masa de croquetas de bacalao con gambas española, pero que tiene sus peculiaridades.

Antes de comenzar la receta queríamos dar un consejo de la cocina portuguesa. Es abundante y repleta de variedades según las zonas del país, pero con nexos muy comunes. Uno de ellos es el ya consabido bacalao, que se come de mil formas: asado, a las natas, encebollado, con puré de patatas...Pero sobre todo dejaros seducir por el encanto de la sorpresa y pedir platos típicos como el cerdo a la alentejana, y sobre todo degustar el sin fin de variedades de pescados de roca y mariscos típicos de cada región.

Ya os iremos hablando de nuestro gran pequeño desconocido en otros posts, pues hay mucho que decir de su gastronomía. Mientras tanto deleitaros con esta fácil receta:

Lo primero es cortar la cebolla finamente y ponerla a pochar en 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego medio durante 15 minutos, simplemente hasta que se quede cocinada y transparente; mientras tanto cogemos las patatas y la cuarteamos en trocitos de 2×2 centímetros (me refiero a esto, en hacerlo los más pequeños posibles) y añadidlas junto con la cebolla cuando los tengáis cortadas y salpimentadas. Mientras se van cocinando la cebolla y la patata, vamos desmigando el bacalao previamente desalado, el cual podemos adquirir en cualquier supermercado de esta forma.

Cuando veamos que la patata ya empieza ponerse blanda añadimos el bacalao desmigado con un poco de perejil picado y nuez moscada. Removemos bien a fuego medio y si es necesario añadimos un poco más de aceite; pro supuesto comprobamos la sal. Pasados 3 minutos aproximadamente añadimos un vaso de leche y dejamos cocer a la misma temperatura durante 10 minutos, si deseais echarle nata (es parte de la receta original) hacedlo entonces, si por el contrario queréis cuidar la linea omitid la nata. 

Una vez transcurrido este tiempo, batiremos la mezcla (sin pasarnos y dejarlo licuado), simplemente para homogeneizar la patata y el resto de ingredientes y desmigar aun más el bacalao. Si veis que os queda muy líquida añadid un poco de pan rallado y mezclar enérgicamente hasta conseguir la textura que deseáis.

Una vez conseguida la pasta, colocamos en un recipiente de barro y espolvoreamos un poco de queso en polvo y otro poco de pan rallado para dorarlo con el grill del horno a mitad de temperatura hasta que se dore la parte superior y conseguir una fina corteza. Añadimos unas olivas negras para decorar el plato y un poco de cilantro si disponéis.

Bacalao a las natas

Bacalao a las natas

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr de bacalao desalado y desmigado
  • 1 cebolla
  • 2 patatas
  • 30 cl de leche
  • 10 cl de nata
  • pan rallado
  • nuez moscada
  • aceitunas negras
  • cilantro
  • perejil
  • queso rallado
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Una auténtica especialidad portuguesa, fácil y económica
  • Cuidado con el cilantro y la nuez moscada pues aportan un sabor particular, omitidlo la gente que no os gusta en demasía las especias
  • La cantidad de queso rallado es para dorar no queremos que se coma el sabor del plato
  • La calidad del aceite en este plato es fundamental

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 5

Merluza horneada al limón con tomate

Otro plato sencillo de verdad. Si disponéis de poco tiempo, queréis comer sano y además hace tiempo que no sabéis preparar pescado que no sea a la plancha, os recomiendo que hagáis esta fácil receta de merluza con tomate al horno. Simplemente pondremos la merluza en lomos o medallones sobre un recipiente apto para horno (barro por ejemplo), sobre unas 4 cucharadas de aceite de oliva y lo salpimentamos, para dejarlo en el horno prevamente precalentado, durante 10 minutos a 180º. Luego añadiremo un majado del zumo de medio limón, 2 ajos laminados finamente y un vasito pequeño de vino viejo. Así de simple.

Lo rociamos sobre la merluza y dejamos otros 5 minutos más. Mientras tanto cortaremos un tomate a rodajas finas y lo reservamos. Transcurrido el tiempo colocamos sobre el pescado las laminas de tomate y colocamos con un chorrito más de aceite de oliva por el tomate. Lo dejaremos los últimos 5 minutos con un toque de grill a media altura.

Merluza horneada al limón con tomate

Merluza horneada al limón con tomate

Ingredientes para 4 personas:

  • 800 gr de merluza / 4 lomos
  • 1 tomate
  • 30 cl de vino viejo
  • 2 ajos laminados
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Un plato sin grasas que se podrá disfrutar en 15 minutos
  • La merluza puede se congelada sin problemas

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 5