Alubias con rape

Una receta para templar el estómago. En principio se hace con garbanzos, pero dado que no había en la despensa nos ha dado por improvisar y ha quedado una receta digna de introducirse en un recetario doméstico fácil y económico. Las alubias con rape no tienen ningún misterio. El rape puede ser fresco o congelado, es indiferente, siempre apostamos por la frescura del pescado, pero el rape tiene mucho sabor.

Lo primero que vamos a hacer es un sofrito en la olla de ajo, cebolla y pimiento verde, cuando pasados 10 minutos a fuego medio se hayan cocinado los ingredientes, añadimos una cucharadita de pimentón dulce, el laurel y la copita de brandy. Subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol, para acto seguido añadir las alubias que rehogaremos durante un par de minutos más.

A continuación volvemos a dejar el fuego a un nivel medio y añadimos las colas de rape y cubrimos de agua. Corregimos de sal y dejamos cocer unos 20 minutos.

Alubias con rape

Alubias con rape

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lata de alubias blancas
  • 4 colas de rape (600gr)
  • 2 ajos
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1/2 litro de caldo o agua
  • 1 vasito de brandy o cognac
  • pimenton dulce
  • 2 hojas de laurel
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Si deseáis que tenga una consistencia mayor el caldo (más espeso) se puede añadir una cucharadita de harina cuando incorporemos el pimentón
  • Es un plato suave, pero consistente, no os engañéis

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 6

Migas alentejanas (adapatación)

Como bien adelantamos en el título de la receta estas migas, pretenden ser una fusión entre la cocina portuguesa de tradición y los conceptos básicos de la cocina española. Estas migas a la alentejana deben su nombre a las clásicas migas de la región portuguesa del Alentejo pero adaptadas a los gustos, tradiciones y productos que nos podemos encontrar en España.

Para ello hemos preparado las migas a la antigua usanza, rascando el pan duro de días anteriores y sacando esas migas que de una barra de pan sacamos para 4 comensales. Una vez sacadas las migas se humedecen con unas gotas de agua y se dejan reposar 2 horas. Mientras tanto hacemos el sofrito de las migas, que consta de cebolla y ajo en un primer momento. Todo ello en manteca de cerdo. Dejaremos el sofrito a fuego medio durante 10 minutos removiendo esos ingredientes. Una vez cocinados añadiremos el lomo de cerdo y el chorizo alentejano (en este caso al vino de la región), un chorizo con carácter pero que no pica, todo a cuadrados.

Pasados otros 10 minutos a fuego medio añadimos el perejil y reservamos. Cuando las migas estén húmedas, añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva y vamos rehogando a fuego medio suave las migas junto al sofrito, todo ello con mimo y paciencia, pues esta vez serán unos 20 minutos hasta que las migas queden sueltas y se hayan impregnado de todos los sabores. Las iremos humedeciendo cada vez que estimemos, soltando unas gotas de agua a la sartén. Cuando adquieran un color tostado pasado este tiempo, bajamos el fuego y vamos friendo los huevos; uno por persona o dos dependiendo de las ganas de los comensales.

Para terminar y presentar partiremos unos cuadraditos de carne de membrillo que le den el contraste al chorizo alentejano y nos ayude a comer este pesado plato.

Migas alentejanas

Migas alentejanas

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 barra de pan del día anterior
  • 200 ml de agua
  • 20 gr de manteca de cerdo
  • 200 gr de chorizo alentejano
  • 600 gr de lomo de cerdo
  • 3 dientes de ajo bien laminados
  • 4 huevos
  • carne de membrillo
  • sal y pimienta

Notas:

  • Es un plato que exige mucho mimo y paciencia.
  • Recordar que las migas portuguesas son algo más pesadas pues están más humedecidas y pastosas, les suelen echar almejas ademas de carne de cerdo
  • La manteca es el ingrediente propio de las recetas originales, que se utilizaba como reutilización y por el precio del aceite en aquellas épocas, pero es muy pesada y contienen muchas grasas potentes, así que vosotros mismos.
  • El membrillo le da un toque dulce muy especial pero que ellos no utilizan

Dificultad: media

Precio aproximado (4 personas): 5€

Besugo al horno con setas y berberechos

El besugo, como os podéis imaginar, no es un pescado barato, pero creedme cuando os decimos que es un manjar, un capricho si lo queréis llamar así, que de vez en cuando unos servidores podemos hacer. ¿Y por que digo esto, si esto es un blog de cocina, fácil y barata? Pues la respuesta queridos amigos, es obvia. Es una receta fácil y si utilizamos la cabeza, bastante más barata de lo que muchos restaurantes cobran por ahí. Siempre os decimos que aprovechéis bien las ofertas del supermercado, y en especial las de pescado, pues podéis obtener muy buenas gangas.

Horneamos el besugo, previamente apto para esta manera de cocinar (decírselo al pescatero que os lo deje así), con un poco de pimienta blanca, sal gorda y el jugo de limón (el cual dejaremos algo para después) ; a una temperatura de 170º durante al menos 15 minutos si es/son de gran tamaño, con 4 cucharadas de aceite de oliva.

En una sarten grande freiremos las setas con el ajo laminado a fuego alto en aceite de oliva virgen extra, pasados 5 minutos añadiremos los berberechos y taparemos la sartén durante otros 5 minutos. Bajaremos el fuego hasta un nivel medio y añadiremos un poco de sal y jugo de limón que nos haya sobrado a la hora de echárselo al besugo. Vertemos el sofrito en el besugo y dejamos hornear durante 5 minutos más a 160º.

Besugo al horno con setas y berberechos

Besugo al horno con setas y berberechos

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 besugos de unos 700gr
  • 300 gr de setas
  • 500 gr de berberechos
  • 2 ajos laminados
  • 1 limón
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva
  • sal gorda

Notas:

  • Para variar de la típica receta de “besugo al orio” que está muy buena, pero así tenemos una guarnición especial y con un carácter de mar/montaña
  • Es importante dejar los berberechos en agua con sal para que suelten la arena, esa arena tan molesta al comerte una buena ración de berberechos

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 12

Arroz con pota de calamar

Que socorrido que es el arroz ¿verdad? Y es que por eso es el alimento estrella en buena parte del mundo, en especial en Asia. Su atractivo esta en el sinfín de combinaciones tanto con carne como con pescado, además de las diversas texturas que ofrece por sus distintas variedades. En esta ocasión, es un plato sencillo, barato y de calidad; puesto que no se utilizan excesivos ingredientes y sus precios son muy asequibles.

La pota de calamar, se suele hacer encebollada, pero no es una receta que personalmente me llame mucho la atención, le hemos dado una vuelta en Cocina Facil y Barato. Lo primero que vamos a hacer es la típica receta de pota de calamar encebollada: Sofreímos la cebolla y el ajo a fuego medio junto con la pota de calamar en cuadraditos de 3×3 cm aprox. en una olla de acero inoxidable. Transcurridos unos 10 minutos añadiremos los guisantes, la pimienta blanca, el azafrán y el pimentón dulce. Lo dejaremos a la misma temperatura durante 3/4 minutos para que se mezclen los sabores. Entonces añadiremos el perejil picado y el vasito de vino blanco, y le subiremos el fuego a temperatura media-alta.

Una vez se haya evaporado el alcohol añadimos el tomate frito y mezclamos durante 3/4 minutos más procurando no se nos agarre a la olla. Luego añadiremos el agua correspondiente a la cantidad de arroz que vayamos a añadir, teniendo en cuenta que es arroz bomba pero se va a hacer en recipiente alto añadiremos una proporción de 2 a 1 con respecto al arroz. Añadiremos un poco más de agua pues lo dejaremos cocer todo junto durante 10 minutos a fuego medio.

Entonces añadiremos el arroz y dejaremos al mismo fuego durante 15 minutos pero con la olla medio tapada, ya que queremos que el arroz quede jugoso y no seco como en una paella. Ahora ya comprobamos su textura y a degustarlo.

Arroz con pota de calamar

Arroz con pota de calamar

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 300 gr de arroz bomba
  • 700 gr de pota de calamar
  • 100gr de guisantes
  • 50 gr de tomate frito
  • 1 vaso de vino blanco
  • pimienta blanca
  • pimentón dulce
  • azafrán
  • perejil
  • sal

Notas:

  • La pota de calamar es de lo más barato que podemos encontrar en la pescadería, no es tan gustosa como la sepia o el chipirón, pero hace su función en grandes cantidades
  • Recordar que el arroz debe quedar meloso, pero esto es por gustos, si lo deseáis caldoso, habrá que añadirle más agua y subir el fuego, reduciendo su cocción 5 minutos.

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 personas): 4

Lubina al horno con gulas y almejas

La facilidad que ofrece el pescado a la hora de cocinar no tiene comparación con cualquier otro plato si a tiempo de cocción nos referimos. Y es que un pescado fresco ya sea asado, a la plancha o guisado en no más de 15 minutos está hecho y es para chuparse los dedos con casi toda la seguridad.

Aquí traemos otra receta de pescado, en este caso al horno. Uno de los pescados estrella en su categoría “horno”, la lubina; que con su más que consagrada relación calidad precio tenía que estar ya en el blog de cocina fácil y barato. Por supuesto le daremos nuestro toque personal, aprovechando la nevera y las ofertas del día. 

Cogemos las lubinas limpias para hornear y las lavamos por si quedara alguna impureza indeseable, véase escamas o tripas. Pelamos las patatas en rodajas finas de 2 cm aprox. y colocamos en la fuente con 4 cucharadas de aceite de oliva, las salpimentamos y horneamos a 180º durante 15 minutos. Mientras se hornean las patatas, disponemos de las almejas limpias previamente y las hacemos al vapor, a fuego fuerte y con la sartén tapada, en otras sendas cucharadas de aceite, cuando pasados 3 o 4 minutos ya estén abiertas añadimos 2 ajos fileteados y el jugo de limón. Dejamos otro par de minutos.

Añadiremos entonces las gulas (precocinadas y envasadas en este caso) y removemos durante 5 minutos más a un fuego medio fuerte removiendo constantemente. Transcurrido el tiempo reservamos.

Comprobamos que las patatas están ya cocinadas cuando empiecen a dorarse, y añadimos la lubina salpimentada también y la dejaremos 10 minutos a la misma temperatura, 180º. Cuando pase ese tiempo añadiremos las almejas con las gulas y dejaremos otros 5 minutos en el horno junto la lubina y las patatas. Servimos bien caliente.

Lubina al horno con gulas y almejas

Lubina al horno con gulas y almejas

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 lubinas de unos 600gr
  • 2 patatas
  • 500 gr de almeja fresca
  • 2 ajos laminados
  • 1 paquete de gulas (200gr)
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Una maravilla clásica con una guarnición más “gourmet”
  • Es importante dejar las almejas en agua con sal para que suelten la arena, esa arena tan molesta al comerte una buena ración de almejas
  • Las gulas pueden sustituirse por gambas o alguna verdura como ajetes, espárragos o pimientos sino tenéis en casa o no están a buen precio

Dificultad: básica

Precio aproximado (4 persona): 9